Saltar al contenido

Oración a San Sebastián para Protección

Si necesitas la protección de Dios no dudes en acudir y hacer la oración a San Sebastián para que interceda por tu protección a Dios.

Oración para Protección

Oh mi glorioso mártir San Sebastián, fiel soldado de Jesucristo, martirizado, herido y perforado por flechas afiladas, al pie de un naranjo, por el amor de Jesucristo, Hijo vivo y Omnipotente, Creador del cielo y de la tierra.

Yo, criatura de Dios, imploro tu intercesión divina ante Dios, a los santos, a los ángeles y a todas las entidades que están en la divina presencia de la Trinidad. Ruego tu ayuda y tu protección para cuidarme, defiéndeme de mis enemigos donde quiera que vaya, en los viajes, cuando duermo, cuando me despierto, cuando trabajo, cuando hago negocios; a mis adversarios quítale las fuerzas, destruye el odio, la venganza, la ira y cualquier mal que puedan idear contra mí.

Que tengan ojos y no me vean, manos tengan y no me atrapen ni me hagan mal alguno, que tengan pies y no me sigan; que sus bocas nunca puedan pronunciar mentiras contra mí, que las armas no tengan el poder de hacerme daño, cuerdas y cadenas no me aten, que las prisiones me abran las puertas, giren las llaves solas en las cerraduras, que me salve de la guerra, y que mi cuerpo esté cerrado a todo mal que pueda dañarme: Hambre, enfermedad o guerra.

Voy con los poderes de Dios Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo. con el concurso de la Sagrada Familia; por las siete espadas de los dolores María Santísima me cubra con su divino manto y haga huir a mis enemigos. Yo, criatura de Dios, cerraré las puertas de mi cuerpo a los peligros, a los naufragios, accidentes y adversidades del destino. Con Dios iré, serviré, viviré y seré feliz. Perdona mis pecados y recuérdame en el Paraíso como te acordaste del buen ladrón en la cruz del Calvario.

Amén.