Saltar al contenido

Oración a San Juan Nepomuceno

San Juan Nepomuceno era un sacerdote y confesor de la reina de Praga y cuando el rey le ordenó que le dijera los pecados que la reina le había confesado, san Juan se negó y el rey lo mandó a matar. Es el santo patrón de contra las calumnias e inundaciones. Así que te invitamos a que hagas la oración a San Juan Nepomuceno mártir para que interceda por ti ante Dios.

¿Cuál es la Oración de San Juan Nepomuceno?

Esta hermosa oración la puedes rezar para que por medio de la intercesión de san Juan no levantemos falsos contra las personas.

San Juan Nepomuceno Oración 

Oh Dios, que por el invencible silencio
sacramental del bienaventurado
Juan Nepomuceno adornaste tu
iglesia con una nueva corona del martirio;
concédenos, por su intercesión y ejemplo,
que moderemos nuestra lengua
y suframos todos los males de este mundo,
antes que el detrimento de nuestras almas.

Por Jesús Cristo Nuestro Señor.

Amén

Oración a San Juan Nepomuceno Contra Calumnias, Difamaciones y Chismes

Protector y abogado San Juan Nepomuceno,
que a pesar del tiempo trascurrido desde tu gloriosa muerte,
no se ha conocido hasta ahora
que quien, con verdadera confianza y esperanza,
se acoge a tu santo y poderoso patrocinio
haya quedado sin respuesta favorable en sus peticiones.

Son sin número, san Juan Nepomuceno,
protector mío piadosísimo,
las maravillas que ha hecho Dios, y sigue haciendo,
por tu mediación en todo el mundo
para el socorro de toda clase de necesidades.

Confío que he de ser uno de los que con agradecimiento
testimonien tus grandes misericordias
con el favorable despacho de mis presentes ruegos;
si por mi miseria no te pido debidamente
las súplicas para que agraden a Dios,
enderézalas tú, te lo ruego,
intercediendo con nuestra poderosísima Madre,
la Virgen María Santísima,
que es el medio por donde todo nos viene de Dios,
y la que por gracia tiene en su mano
la Divina Omnipotencia,
para que así sea otorgada mi demanda:

(pedir lo que se quiere conseguir).

San Juan Nepomuceno,
abogado del buen nombre y el honor,
dígnate apartar de mí toda infamia y mentira,
toda habladuría, mala lengua, difamación,
falso testimonio, calumnia y humillación,
toda intriga, deshonra, mala fama y confusión pública
que por cualquiera parte me amenace,
y concédeme que disfrutando yo
de los honores y bienes de la tierra, no pierda los eternos
que para sus escogidos tiene el Señor
preparados en el Cielo.

Amén.

Rezar la Salve, Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Si quieres ver más Oraciones poderosas, visita nuestra página principal.