Saltar al contenido

oración a San Alejo para Alejar a Terceras Personas

Siempre hay personas que no nos quieren ver felices y se meten en nuestra relación e intenta arruinar lo que tanto trabajo nos a llevado cosechar. Por esa razón te invitamos a que hagas la oración a San Alejo para alejar a terceros de nuestra relación de una vez por todas. 

Oración para Alejar a Terceros

Esta oración es muy poderosa, pero debes rezarla todos los días y tener mucha en san Alejo.

Oración para Alejar a Terceras Personas de San Alejo

Oh glorioso y bondadoso San Alejo, hoy vengo a ti en virtud de todos tus talentos a pedirte que me ayudes en una misión. Tú quien tienes un gran poder sagrado, tú que alejas todo lo malo que te me rodea, tú que tienes el poder sagrado que te dio nuestro señor Jesucristo. Te pido hoy de corazón que alejes a (persona que deseas alejar) de (El nombre de tu pareja o amigo) ya que solo trae tristeza a nuestras vida, ya que solo quiere el mal para nosotros, yo no tengo malas intenciones, solo quiero que estemos bien.

Te pido hoy milagroso san alejo que escuches mis más fuertes anhelos, pues te estoy hablando desde el corazón, te pido que obres lo más rápido posible, te pido este inmenso favor con el corazón, he venido a pedirte esto porque simplemente no puedo más, te lo pido desde el último rincón de mi corazón.

Aleja San Alejo a (nombre del tercero) del camino, que no sea más una piedra en nuestro camino a la felicidad, que en la vida de (tu pareja o amigo) ya no este, que para siempre se olviden, que ya no se vuelvan a encontrar, que su oídos sean sordos a lo que esta persona tiene para decir. NO permitas que nos haga más daño, permite que se aleje mi señor.

Te pido San Alejo intervengas ante Dios por nosotros y nuestra relación, para que nuestra relación sea fuerte, inamovible. Vengo a ti humilde y humillado, confió en ti, sé que lo harás posible haz que (nombre de ambos) no se encuentren más, que no se escuchen, no se vean, que sea como si ninguno existiese. Que no puedan, ni quieran estar juntos, y que si por designios de Dios volviesen a verse se sienta solo una repugnancia mutua. Amén.